Weblog MadTeam.netWeblog MadTeam.net
 Madteam Madteam
Excursionisme | Andes - Cordillera Blanca - Perú

Tipus d'Entrada: RESENYA | 1 visites

El Perú ofrece la geografía soñada para quienes disfrutan de los deportes al aire libre. La red de caminos que tejieron los incas, son ahora utilizados para recorrer los Andes peruanos y conocer todas sus maravillas naturales. La cordillera Blanca, al noreste de la ciudad de Lima, resulta uno de los lugares privilegiados para los amantes del trekking y el montañismo en todas sus modalidades. Precisamente en esta cadena montañosa, se realiza uno de los circuitos de trekking más hermosos del lugar, 10 días completos para realizar una vuelta total, desde la zona oeste, a una de las montañas más emblemáticas de este macizo cordillerano, el Alpamayo, de 5,947 metros, que veremos por sus 4 flancos, atravesando en el trayecto, quebradas gigantescas que nos mostrarán la zona norte del macizo de la cordillera Blanca en todo su esplendor. El circuito es conocido como Cedros-Alpamayo, y aunque esta montaña es el atractivo principal del lugar, se observa además otros importantes ?nevados? durante el recorrido, que a pesar de ser exigente, con una buena aclimatación y preparación física, disfrutaremos el paisaje como lo hacían desde tiempos inmemorables, la gente el ande peruano.


 

Laguna Cullicocha
 

El autor del artículo con pobladores de Huillca - Callejón de los conchucos
 

Alpamayo desde la Quebrada de los Cedros
 

Alpamayo cara NE y Quitarraju
 

Campamento Taullipampa
 

Arriero
 

Alcanzando el último paso del trekking
 

DURACIÓN: 9-10 días
DISTANCIA: 92 km

LA ZONA

Durante un concurso fotográfico realizado en Alemania, en 1966, se eligió al Alpamayo, como la montaña más bella del mundo. En este concurso, participaron las siluetas de algunas de las montañas más conocidas del planeta. La vista precisa de un fotógrafo, hizo que la piramidal perfección de la silueta de esta montaña se lleve los galardones de la tan ansiada distinción.

Por supuesto que para ello hubo que recorrer innumerables caminos y quebradas a fin conseguir la fotografía perfecta, y precisamente la quebrada de los Cedros se presta para ello. Se ubica al norte de la ciudad de Huaraz , lugar de verdes valles en su zona baja y espectaculares y afiladas paredes de hielo en sus alturas, además la fauna del lugar aún es realmente salvaje y brinda al caminante la satisfacción de ver por ejemplo, al majestuoso cóndor andino en su estado más natural. Otras veces los graciosos venados y zorros se acercan a los campamentos, lástima que la única especie de plantígrado que existe en este país, el oso de anteojos, haya dejado de brindarnos su magnífica presencia. Como en muchos lugares, el hombre se hizo cargo de su desaparición.

El recorrido inicia en el poblado de Hualcayán, elevado a  3,100 m. Está ubicado estratégicamente sobre una enorme explanada rodeada de plantaciones de rojos quenuales ( cereal muy nutritivo que se consume desde la época incaica ) y diversos productos agrícolas, que hacen del lugar una preciosa alfombra gigantesca donde algunos grupos deciden quedarse un día adicional antes de emprender el camino. El lugar es un pueblo pequeño y acogedor, con algunas bodegas donde conseguir algo indispensable y tienen además, su propio criadero de truchas.

Lo mejor es abastecerse de alimentos, combustible y artículos de aseo en Huaraz o Caraz, además no existe servicio público a este pueblo, salvo raras ocasiones, como un buen partido de fútbol entre caseríos ( poblados pequeños ). Es necesario contratar un auto o combi ( mini van ) desde Caraz hasta Hualcayán o en todo caso contratar uno desde el mismo Huaraz. En el poblado existe una asociación de arrieros, quienes, acompañados de sus burros, harán que el camino sea menos fatigoso, ya que nos ayudarán a cargar con el equipaje pesado. 

EL CIRCUITO

La primera parte del camino es bastante extensa y empinada, bordea el gigantesco cerro ubicado al frente de Hualcayán, poblado al que tendremos a vista durante todo el ascenso, así como gran parte de la cordillera negra y asomando al norte, las montañas que cierran la cordillera Blanca., es decir la cadena Milluacocha. Todo el camino asciende por zigzagueantes curvas y explanadas calurosas por la ubicación del lugar. Aún estaremos en los valles alto andinos de la cordillera Blanca, además como la zona es tropical, el calor puede hacerse notar en el rendimiento físico de los caminantes, por lo que se aconseja llevar mucho líquido y protegerse correctamente del sol.
Tras unos 5 kilómetros, todo en ascenso, se arriba a una hermosa pampa llamada ?ama cuna?, que significa ?aquí me quedo? en el idioma local, el quechua. Lenguaje que aún se habla por este lugar, incluso en algunos pequeños caseríos y villas, es el primer idioma de la gente, el castellano es el secundario e incluso en caseríos más alejados, no se habla.

Ama cuna, ningún nombre más perfecto para este increíble lugar.
Luego de una noche con estrellas fugaces, observados siempre por la cruz del sur, el amanecer implica ir en dirección este, hacia uno de los más hermosos lagos de la cordillera Blanca, ?Cullicocha?, en cuyas faldas se erige gigantesco el nevado Santa cruz, de 6,259 metros . Llegar allí, tras unas 4 horas y verlo imponente, despejado y por supuesto desafiante, es sin lugar a dudas un espectáculo difícil de olvidar. El lago se ubica a 4,630 metros , y 220 metros más arriba espera el primer paso de altura del circuito, que con sus 4,850 metros nos indica el lugar más alto por donde pasaremos en este recorrido. Desde allí descenderemos hasta el segundo campamento ?Osoruri?, vocablo quechua que significa ?estancia del oso?. El campamento se ubica sobre el final de un descenso y el inicio de un ascenso hacia el segundo paso de altura, a 4,700 metros, pero esto se realiza al día siguiente para bajar luego 700 metros y dirigirnos hacia el lugar que da nombre a este circuito, la quebrada de los Cedros. El descenso es bastante largo y agotador, pero al finalizarlo, tras rodear una enorme pampa, nos premia con el principal objetivo del viaje, aquí divisamos la piramidal figura de la cara noreste del Alpamayo en todo su esplendor, además del Tayapampa y Quitaraju, que lo flanquean cual guardianes de esta imponente masa de hielo de lados perfectos y esbeltos. Un espectáculo de magia y color durante la naranja tarde antes de la puesta del sol.

Tras levantar este campamento, algunas personas optan por regresar a Hualcayán en un mini circuito de 4 días, en todo caso lo más recomendable es seguir todo el recorrido continuando a la famosa abra ?cara cara? donde es seguro que encontraremos ya sea nevada en el camino o un viento que nos azotará como dice su propio nombre, toda la cara. A medida que uno se va acercando al paso, la figura del Alpamayo nos acompaña hasta el último momento, y desde allí, observaremos la salvaje forma del nevado Pucahirca, más al norte, que con sus 6,050 metros será nuestro fiel compañero durante el resto del día.

Aquí se divide la cordillera Blanca, más abajo termina el parque nacional Huascarán e inicia el gigantesco y mágico callejón de los Conchucos, una verdadera joya paisajística por donde se le mire, valles gigantes, cerros con vegetación, montañas que alimentan sus ríos, gente amable que solo habla quechua, en fin, un mundo nuevo que nos da la bienvenida, además rodeados de un imponente paisaje y absoluta soledad.

La gente de la zona de los conchudos es muy peculiar en comparación con el resto del país, donde la característica es la tez morena o mestiza, aquí, durante la época de la conquista europea, se asentaron muchos extranjeros que ?crearon? una raza muy característica, las personas quechua hablantes por cierto, son de tez blanca, ojos claros y muchos de ellos de cabellos rubios o castaños, pero vestidos de coloridos trajes típicos y llamativos sombreros de alas anchas, viviendo en rústicas casas hechas de adobe ( ladrillos fabricados en base a barro y paja ). Y en cuanto a su forma de ser por supuesto, una sinceridad y amabilidad que no encontraremos en la ciudad.

Huillca es el nombre de una villa enclavada estratégicamente sobre una explanada de enormes dimensiones, ideal para que la gente del lugar realice la crianza de ganado vacuno, ovino y últimamente de Alpacas, cuya lana es codiciada en todo el mundo. Durante el verano andino veremos como se ?trasquila? a estos animales, es decir, se aprovecha su lana sin causarles ningún daño. En este pequeño caserío existen actualmente solo 3 familias muy amables y generosas, llevarles algo de fruta fresca o alimentos de primera necesidad resulta muy beneficioso para ellos. Seremos recompensados por su hospitalidad  y sonrisa franca.

Tras realizar el respectivo campamento, espera el cuarto paso de altura demonizado Yanacon, de 4,600 metros, un espectacular mirador hacia el Pucahirca, cuyo glaciar se puede casi alcanzar con las manos. Desde allí inicia una empinada bajada hasta la zona de Jancapampa, otra explanada gigantesca de donde es posible salir a un poblado importante con todos los servicios básicos ( Pomabamba ) y hacer parte del trekking en 6 ó 7 días.

Desde Jancapampa, nuevamente ascendemos hasta el paso de Tupa Tupa, para descender ya por un precioso valle, hasta el lago Huecrococha ( 4,200 m. ), palabra quechua que significa laguna doblada; y es que el lago está enclavado en una curva enorme que atraviesa la quebrada en casi su totalidad.

Sobre el lago se realiza el campamento respectivo, así que veremos pintar sus frías aguas por las luces del atardecer y amanecer andino. El ascenso al paso ?alto de Pucaraju? (4,650 m. ) es exigente, pero a estas ?alturas? del circuito, el cuerpo ya está perfectamente aclimatado al incesante subir y bajar por estas quebradas, tardaremos unas 4 horas desde el campamento para alcanzar este paso de altura que nos muestra  parte de la zona sur de la cordillera Blanca, incluido la montaña más alta del Perú, el Huascarán por su zona este, un verdadero espectáculo de majestuosas montañas que dominan todo el entorno y muchas veces nos invitan a quedarnos horas disfrutando del paisaje. Esta parte del recorrido específicamente ha sido utilizado desde tiempos inmemorables por la gente del lugar, incluso era el camino que unía la selva con la sierra del Perú antes de la conquista, en aquellos tiempos que la gente se movilizaba caminando no por deporte o placer, si no por necesidad.

Como todo paso de altura tiene su bajada y este no es la excepción, descenderemos unos 500 metros para alcanzar la quebrada morocoha de donde observaremos el último paso de altura, lógicamente quedará para el día siguiente.

El paso ?punta unión? es ya muy conocido en todo el mundo, ya que es el inicio o salida, según de donde lleguemos, de la famosa quebrada santa cruz, a la que ingresaremos por esta zona hasta alcanzar Taullipampa, un hermoso lugar donde estaremos bajo la tutela de tres de los ?grandes? en la cordillera Blanca, el Taulliraju ( 5,800 m. ), Artesonraju (6,034 m. ) y Quitaraju ( 6,034 m. ). Importante mencionar que no debemos perdernos la caída del sol y ver pintar de naranja la enorme pared oeste del ?Taulli?, un espectáculo digno para quien lleva ya 8 días de camino rodeando las montañas.

Los dos últimos días transcurren por la enorme quebrada y veremos nuevamente el Alpamayo, pero esta vez por su cara suroeste. Hay que estar atentos para observar el ingreso de alpinistas por el glaciar hacia el campo 1, y si tenemos tiempo, desviarnos un poco de la ruta y visitar el lago Arhueycocha, donde alcanzaremos los hielos flotantes del nevado Ririjirca, formado de canales de hielo reservado para montañistas experimentados.

El último campamento, Llamacorral, se ubica a ?sólo? 3,800 metros y empezaremos a sentir el cambio de clima, ya que durante la bajada final sentiremos el calor del valle y algunos incómodos mosquitos casi al final de la ruta que conduce al poblado de Cashapampa, lugar privilegiado de esta zona norte y donde se culmina esta vuelta completa que por supuesto exigirá lo mejor de nosotros para darnos también lo mejor de ella.

Un circuito de trekking alejado, salvaje y hermoso pero al mismo tiempo difícil. Se atraviesan 8 pasos de altura y siempre estaremos sobre los 4,000 metros, por ello las figuras gigantes de cóndores o águilas serán compañeros inseparables durante este viaje que significa para quienes lo realizan, de los mejores que se puede hacer, montaña y soledad durante 10 días que seguramente pasarán demasiado rápido.

---------------------------------------------------------------

Esta reseña es gentileza de nuestro amigo y compañero :

Sergio Ramírez Carrascal ? Huaraz / Perú

Expediciones a la cordillera Blanca y Huayhuash

http://www.nuestramontana.com
sergioalp@hotmail.com




Afegir nou comentari
Usuari de Madteam.net No usuari




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook